Conozca La Plata

Historia de la ciudad

“Hemos dado a la nueva capital el nombre del río magnífico que la baña, y depositamos bajo esta piedra, esperando que aquí queden sepultadas para siempre, las rivalidades, los odios, los rencores, y todas las pasiones que han retardado por tanto tiempo la prosperidad de nuestro país”. Esas palabras fueron pronunciadas por el fundador de La Plata, Dardo Rocha, al momento de colocar la piedra fundamental de la nueva comuna el 19 de noviembre de 1882.

Ese fragmento de su discurso supo sintetizar la historia que llevó a crear la flamante ciudad, considerada como una prenda de la unión nacional; y a la vez poner en evidencia la esperanza en su porvenir.

Dos años antes de ese momento, en 1880, las autoridades nacionales de entonces decidieron dar a luz a la capital bonaerense, luego de que se declarara a la ciudad de Buenos Aires como Capital de la República.

El entonces gobernador provincial, Dardo Rocha, fue el encargado de llevar adelante la obra fundadora.

Los estudios iniciales acerca de su emplazamiento consideraron desde el barrio porteño de Belgrano hasta sitios más alejados, como Chascomús y Dolores hacia el sur; y San Nicolás, más al norte.

El 27 de abril de ese 1880 se eligió al municipio de La Ensenada como el sitio ideal, encomendando al gobierno provincial la fundación de La Plata, nombre que algunos historiadores adjudican al autor del libro insigne de la tradición argentina, el “Martín Fierro”, de José Hernández.

Así, un equipo de urbanistas encabezado por el ingeniero Pedro Benoit, fue el encargado de diseñar la ciudad, llamándose a un concurso internacional para los proyectos de los edificios públicos más importantes localizados en el “Eje Histórico”, conservado hasta hoy en forma intacta; al igual que el diseño del trazado, que es una de sus características más sobresalientes: un cuadrado perfecto, con diagonales que lo cruzan formando rombos dentro de su contorno, bosques y plazas colocadas con exactitud cada seis cuadras.

En tiempos de la primera presidencia de Julio Argentino Roca, el 19 de noviembre de 1882 se colocó la piedra fundamental en lo que sería su centro geográfico, la actual plaza Moreno, que luego fue custodiada por el bellísimo palacio municipal y la imponente catedral gótica, convertida en uno de los símbolos platenses.

 

La ciudad

La Plata es reconocida por su trazado, un cuadrado perfecto con el “Eje Histórico” conservado hasta hoy en forma intacta; al igual que el diseño sobresaliente de las diagonales que lo cruzan formando rombos dentro de su contorno, bosques y plazas colocadas con exactitud cada seis cuadras.

Es la Capital de la Provincia de Buenos Aires, el primer estado argentino. Está ubicada sobre la pampa húmeda, distante 56 kilómetros en dirección sudeste de la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina; y a 9,87 metros sobre el nivel del mar.

Con una población estimada por el último Censo Nacional (2010) en 649.613 habitantes, y una superficie territorial de 940,38 kilómetros cuadrados, convirtiéndola en la más populosa de la Provincia.

También, es la más desarrollada y asiento natural de las autoridades bonaerenses.

Su clima es templado, con una temperatura media anual de 16,3 C y precipitaciones medias anuales calculadas en 1023 mm. La humedad media anual es de 77,6 y el viento dominante es del Sudeste, que se manifiesta durante 4 meses al año.

La ciudad fundada por Dardo Rocha fue desde su fundación un polo educativo de excelencia; y alberga una historia sumamente rica en el campo de la cultura, el debate de las ideas y la investigación científica.

 

Turismo

Los más reconocidos urbanistas coinciden en que la ciudad de La Plata es un modelo de planificación urbana de avanzada del Siglo XIX. Esa es la respuesta ideal con la que cuenta el turista al momento de elegir a la Capital provincial como un destino digno de conocer, recorrer y transitar.

Paseo del Bosque

El Bosque, como comúnmente lo llaman, tiene una extensión aproximada de 60 hectáreas, con una variada forestación. Talas, ombúes, sauces, cinacinas, robles, coníferas, eucaliptos, palmeras, álamos, acacias, nogales y ginkgos de la China, son los protagonistas de este cuadro vívido y único que no podemos ignorar.

En su posesión, que se propaga hacia las afueras del casco urbano de La Plata, encontramos varios de los monumentos más preciados de la ciudad: el Jardín Zoológico, el Museo de Ciencias Naturales, el Jardín de la Paz, el Observatorio, el Lago, la Gruta y el Anfiteatro, conforman los mitos culturales de esta región.

El predio verde más extenso de La Plata está emplazado donde antiguamente se hallaban los bañados de la estancia Martín Iraola. Fue fundado el 5 de junio de 1882, cuatro meses antes que la ciudad de la que es parte.

El diseño de la ciudad parece haberse hecho sobre un tablero de ajedrez, en cuyo eje central se halla la mayoría de los edificios públicos. En los extremos de ese eje fueron ubicados dos pulmones verdes. Entre las calles 50, 54, 21 y 27, está el parque San Martín. En el margen opuesto, entre las calles 50, 60, 115 y 120, podemos disfrutar del Paseo del Bosque.

Para quienes gustan de la vida al aire libre, el Paseo cuenta con senderos para realizar extensas caminatas y un lago artificial con botes de alquiler. Además, se puede visitar la gruta ubicada a uno de los extremos del estanque.

Durante el verano la alternativa más elegida es el anfiteatro Martín Fierro. El teatro al aire libre fue inaugurado en 1949, lo circunda una pérgola y el pórtico de acceso es de estilo romano. Cuenta con plateas para 2.600 espectadores y en época estival brinda representaciones teatrales, danzas y conciertos.

Basta una breve caminata por el Jardín de la Paz para entender la mirada fraternal con la que se lo concibió. Fue trasladado al paseo en 1982, luego de que los parques del antiguo Teatro Argentino, donde funcionaba hasta entonces, sufrieran un incendio y posterior demolición.

Jardín Zoológico

El zoológico nació en 1907 como una selva tropical algo atípica. Sobre la avenida Iraola abre sus puertas de hierro forjado para dar rienda suelta a la alegría de quienes ya tenemos el ticket de entrada en la mano.

Alfredo Plot, su primer director, fue el padre de este proyecto. Gracias a la donación de su colección particular de animales, el zoológico dejó de ser sólo un sueño. Plot se encargó del diseño y de la distribución de los ambientes mientras que el ingeniero Antonio Cravetti estuvo a cargo de la parquización del predio.

Para hacer más atractivo el recorrido, el zoo está distribuido por patrones temáticos. Solo hay que subirse a un pequeño tren que nos conduce en un viaje pintoresco a través de lagos, llanos y selvas. El soplar del silbato invita a dar inicio a esta maravillosa travesía.

Contacto:
Zoológico – Paseo del Bosque
(1900) La Plata – Buenos Aires
Tel: +54 221 427-3925

Museo y Archivo Dardo Rocha

Este museo y archivo fue creado por ley 5336 de 1948 e inaugurado el 19 de noviembre de 1952. Funciona en la residencia que mandara a construir el Dr. Dardo Rocha en 1885, siendo autor de los planos el Ing. Pedro Benoit. Ocupa una parte de la antigua vivienda llamada “casa chica” Ocupa el predio donde estuvo instalada la Estación del ferrocarril “19 de Noviembre”. El edificio concebido según líneas académicas presenta elementos del clasicismo francés. Las marquesinas exteriores de hierro y vidrio son un elemento típico de la arquitectura del siglo XIX que había incorporado elementos técnicos producidos por la Revolución Industrial. Actualmente convertido en Centro Cultural cuenta con salas para exposiciones, salas de teatro, microcine, salas de conferencias. Funciona allí el Museo Municipal de Bellas Artes y la Dirección de Turismo.

Parque Ecológico Municipal

Con la creación del Parque Ecológico Municipal en 1998, se generó un nuevo pulmón verde para la ciudad y se mejoró la relación de espacio verde por habitante.

Se trata de un espacio de 200 hectáreas con una añosa arboleda, que los visitantes pueden disfrutar con entrada libre y gratuita; ubicado sobre el camino Centenario, en la localidad de Villa Elisa, a 13 kilómetros de La Plata y 40 kilómetros al sur de Buenos Aires.

El predio formó parte de una de las famosas estancias bonaerenses del siglo XIX, llamada “La Dora”, enmarcada en la época de familias que hicieron historia en la región, como los Pereyra y los Bell.

Luego de varios años de trabajo orientados a la restauración de la Casona, la ambientación, parquización y otras obras necesarias para su uso, las instalaciones fueron habilitadas con el objetivo de ofrecer a la comunidad la posibilidad de participación en una vasta gama de actividades educativas, recreativas y culturales, en las que la temática ambiental es el punto dominante.

Si bien los diversos ambientes del Parque han sido modificados a lo largo de su historia, aun se conserva como un patrimonio natural importante que vale la pena proteger y utilizar como una herramienta educativa, no solo para valorizar el ecosistema, sino también como una forma de integración comunitaria.

Por su ubicación en la Región Pampeana, en la estepa del Parque dominan las gramíneas, convirtiéndose en un importante patrimonio florístico y faunístico regional.

Entre sus habitantes se cuentan el Lagarto Overo, las liebres, y una gran variedad de aves como el hornero, y los pájaros carpintero, picaflor, leñatero, la lechucita de las Vizcacheras y los teros; además del verdón, que es exclusivo de la región pampeana.

El curso original del Arroyo Martín que atraviesa el predio forma un bañado en el que conviven garzas, patos, gallaretas y el Martín Pescador, también tortugas acuáticas y otras especies típicas de estos ambientes.

Y entre la vegetación predominante se cuentan los juncos, las sagitarias y las totoras. Como rasgo particular de la zona se destacan los cordones de conchilla que son un relicto de la última ingresión marina, de hace unos 5.000 años; y sobre éstos se desarrolla una de las pocas especies arbóreas características de las pampas: “el tala”.

Otro sector del Parque de 40 hectáreas y acceso restringido, contiene representantes de la flora y fauna autóctona; y abarca el canal, el cauce original del arroyo Martín y un bañado, entre otros ambientes, que fueron destinados a constituir un Área de Conservación exclusiva.

 

Principales Edificios

Conocer, recorrer y transitar la ciudad de La Plata es una experiencia que colmará a los visitantes y los deleitará con una arquitectura rica en historia, con paseos próximos al ideal medioambiental y con experiencias plenas de placer.

Quien pretenda conocer La Plata y llevarse de ella lo mejor, no puede obviar estos recorridos:

Palacio Municipal

Uno de los edificios más bellos de La Plata es el perteneciente a la Municipalidad. Separado de la Catedral por la plaza Moreno, ocupa la manzana delimitada por las avenidas 51 y 53 y las calles 11 y 12.

De estilo renacentista alemán, surgió de un Concurso Internacional de Proyectos, siendo el ganador el arquitecto alemán Uberto Stier de la Escuela de Hannover. Las obras, que dirigió el arquitecto Ernesto Meyer, comenzaron en 1883 y la edificación cubre, incluyendo jardines, una superficie de 14.400 metros cuadrados.

Su salón principal -Salón Dorado- ubicado en el primer piso, al cual se accede por una escalera de mármol, tiene influencias romanas, francesas y griegas. El piso es de roble de Eslavonia, los vitrales alemanes y las arañas, de bronce, reúnen 78 lámparas y 1200 kilos de peso.

A través de la dirección de Proyectos Culturales de la Municipalidad de La Plata, se inauguró en el Palacio Municipal un nuevo espacio cultural para que artistas de diversas disciplinas puedan exhibir obras en forma permanente en un espacio integrado a la comunidad.

Para mayor información y programación de visita, llamar al 429-1000 int. 291/292, en el horario de 9:00 a 14:00.

Catedral de La Plata

La Catedral de la Inmaculada Concepción es el mayor Templo Neogótico de América del Sur, que se comenzó a edificar en 1884 y se inauguró en 1932, en coincidencia con el cincuentenario de la Ciudad, aunque no fue sino hasta 1999 en que se finalizaron las obras con la terminación de sus dos torres.

Desde una de ellas, a la que se accede por ascensor, se puede observar el trazado perfecto de la ciudad.

Este majestuoso templo se levanta frente a la plaza Moreno, en la manzana comprendida por las calles 14 y 15 y las avenidas 51 y 53.

Con ladrillo a la vista, inconfundible y bellamente rojiza, se ha convertido en el símbolo más característico de La Plata. Su superficie es de 7000 metros cuadrados, tiene capacidad para 14.000 personas, y mide 120 metros de largo por 76 de frente. Tomada hasta la cruz, la altura llega a los 97 metros, en tanto que las flamantes torres alcanzan los 112 metros.

Por decisión de Dardo Rocha, y aunque los planos estuvieron concluidos un año después, el 30 de abril de 1884 se reconoce como la fecha de colocación de la piedra fundamental.

La catedral de La Plata está inspirada en las catedrales góticas de Amiens (Francia) y de Colonia (Alemania). En el plano original diseñado por Pedro Benoit y Ernest Mayer se previó la construcción de tres torres, que habían quedado inconclusas.

La Unidad Ejecutora Catedral, un organismo provincial creado con el fin de llevar a cabo la restauración, puesta en valor del edificio y conclusión de la obra, dividió los trabajos en tres etapas.

Por un lado la restauración y conservación del edificio que sufría serios deterioros en sus paredes, techos y ventanas. En esas tareas participaron cuarenta escultores, ceramistas, arquitectos y especialistas en conservación. Se calcula que la Catedral está revestida por 12 millones de ladrillos.

Otra obra realizada por la Unidad Ejecutora fue el refuerzo de las cimentaciones de las torres. Se utilizaron técnicas modernas de micropilotaje con máquinas y tubos especiales para soportar las 2.000 toneladas de peso adicional que se le agregaron a cada una.

La tercera y última obra fue la construcción de las dos gigantescas torres de 112 metros de altura cada una, que fueron finalizadas tal como las habían diseñado Benoit y Mayer originalmente.

Las torres tienen un primer tramo de ladrillos que se extiende hasta los 63 metros de altura. El segundo ocupa 20 metros y fue construido en simil piedra color blanco. El último tramo, de 30 metros de altura, está completamente realizado en cobre.

A estas tareas se le agregan las cuatro torretas de 56 metros y dos que llegan a los 39 metros. Además, 200 conjuntos de pináculos organizados en 20 tipos, que incluyen 761 agujas mayores y 33 menores.

Cada una de las nueve torres expresan un mensaje. La del crucero representa el Pantocrator. Vista de frente, la torre mayor de la derecha representa a la Virgen María, allí se encuentra el campanario; mientras que la de la izquierda representa a Jesucristo. Las cuatro torres secundarias aluden a las virtudes cardinales: Fortaleza, Justicia, Prudencia y Templanza.

Tal como surgen del proyecto original de Benoit, se desprenden 56 imágenes religiosas que están representadas en el frente y las torres principales. La pieza mayor está dedicada a la Inmaculada Concepción y está emplazada en el frontón principal. La acompañan trece en el portal. El resto, está en las torres principales desarrollando la vida de Jesús y María.

Otra obra deslumbrante es el vitral del rosetón, que desde 1998 luce sus colores en el frente del templo, una obra artística de 180 metros cuadrados compuesta por 25.000 piezas. Este vitral ocupa la ojiva central y es el primero que se construye en el taller de la iglesia, al que se sumaron otros.

En la actualidad la Catedral luce completa con las seis torretas laterales terminadas y laminadas en cobre, y con los 800 pináculos colocados con la ornamentación dispuesta en toda la fachada.

De esta manera, con las seis torretas laterales ya terminadas y los pináculos construidos, el templo mayor de la ciudad terminó de hacer realidad el sueño de quien proyectó la Catedral.

Dirección: 14 entre 51 y 53. Teléfono: (0221) 427-3504.
Horario: lunes a sábados de 9 a 19; domingos y feriados de 9 a 20 hs.

Teatro Argentino

Este formidable complejo cultural, sede de la Ópera y el Ballet, forma parte del antiguo eje monumental y cuenta con un teatro de prosa, salones de exposición, salas de concierto y una sala lírica con tres niveles de palcos con capacidad para 2200 espectadores.

El Centro de la Artes Teatro Argentino se encuentra ubicado en el corazón platense, en la manzana delimitada por las calles 9 y 10 y las avenidas 51 y 53, donde se alzaba la sede tradicional del monumental complejo cultural.

La construcción del Teatro se inició en 1980, obedeciendo al proyecto de los arquitectos platenses Enrique Bares, Tomás García, Roberto Germani, Inés Eubio, Alberto Sbarra y Carlos Ucar, quienes un año antes habían ganado el concurso respectivo.

Su superficie cubierta alcanza los 60.000 metros cuadrados y la geometría de su planta, con diagonales mayores y menores, evoca el plano de la Ciudad.

El edificio constituye un ámbito artístico polifuncional, con atributos propios de un auténtico complejo de las artes.

Está conformado por las siguientes áreas funcionales:

  • Área musical: Sala Alberto Ginastera, Sala Astor Piazzolla, escenarios, salas de ensayos, camarines, talleres de producción (escenografía, utilería, vestuario, etc.).
  • Área de teatro de prosa: sala de teatro de prosa, con capacidad para 755 espectadores y adaptable tanto a puestas clásicas como modernas, escenario, camarines y talleres de producción; ocupada por la Comedia de la Provincia de Buenos Aires.
  • Área pública: plaza de acceso, foyers, salones públicos, salón de exposiciones, terraza mirador, bares, confiterías, y restaurante con capacidad para 300 personas.
  • Área técnico-electrónica: las tres salas y el edificio en su conjunto con un cerebro electrónico que coordinará el uso de las técnicas más avanzadas. Se dispondrá de circuito abierto y cerrado de televisión, radio AM y FM de uso abierto y cerrado, elementos para la utilización de música electrónica y efectos especiales en los espectáculos.
  • Área administrativa: despachos de los directores de las distintas salas, y oficinas administrativas.
  • Área cultural: secretaría de cultura, biblioteca especializada, discoteca, hemeroteca, cintoteca.
  • Área de servicios generales: mayordomía y maestranza, servicio médico, mantenimiento e intendencia, instalaciones, cabinas de teléfonos públicos y estacionamiento cubierto con capacidad para 250 automóviles.

En el centro mismo del Teatro se ubica la Sala Alberto Ginastera que, entre las plateas y los tres niveles de palcos y galerías, está en condiciones de acoger a 2.200 espectadores. La sala anterior tenía capacidad para 1.500 personas; y tiene una superficie de 16.000 metros cuadrados. Todas las pruebas llevadas a cabo garantizan excelentes condiciones acústicas y de visibilidad.

El 31 de octubre de 2000, ante 2 mil espectadores, la Sala Alberto Ginastera fue reinaugurada con la puesta en escena de la ópera “Tosca”, de Giacomo Puccini. Esta sala cuenta con maquinaria escénica de avanzada y un sistema de plataformas móviles que hará que los cambios escenográficos se realicen en un tiempo ínfimo. Este escenario móvil está colocado a 7,30 metros sobre el nivel de la plaza. Esa base tiene la posibilidad de bajar detrás del telón, donde se podría montar un vagón posterior, y así acceder con dos escenarios diferentes. Este mecanismo funciona a partir de un sensible hidráulico, con un telón motorizado, una sala de motores y una computadora central.

En tanto, la iluminación escénica está compuesta por 500 artefactos de distintas variedades – proyectores de recorte, fresnell, seguidores – que fueron traídos de Bélgica y Francia. La maquinaría lumínica se controla a través de sistemas computarizados de última generación.

La araña de bronce, que preside esta sala, pesa tres toneladas, contiene 400 lámparas y 25.000 wats; y está construida a semejanza de la que lucía en el antiguo Teatro Argentino.

La Sala Astor Piazzolla, dedicada a las artes de cámara, fue inaugurada el 22 de mayo de 2000. Esta sala tiene capacidad para 300 espectadores y en su programación se incluyeron diferentes ciclos: Opera de Cámara, Grandes Artistas Internacionales, Conjuntos Nacionales y Teatro de Cámara. Asimismo el foyer de la sala se ambienta con exposiciones de pinturas, esculturas, grabados y dibujos de artistas nacionales e internacionales.

En el Centro de las Artes Teatro Argentino todavía falta construir la Sala de Prosa -que será ocupada por la Comedia de la Provincia de Buenos Aires-, talleres y sectores administrativos, la videoteca y cintoteca, el restaurante y dos grupos de bares.

Dirección: Avenida 51 entre 9 y 10. Teléfono: (0221) 429-1700.
www.teatroargentino.ic.gba.gov.ar

Legislatura

La Legislatura está enclavada, sobre la plaza San Martín, en la manzana comprendida por las calles 7, 51, 8 y 53.

Su diseño correspondió a los arquitectos alemanes Gustav Heine y George Hâgemann, de Hannover, quienes se adjudicaron el Concurso Internacional de Proyectos convocado por el flamante gobierno provincial en el año 1881.

Carlos Nordman fue el arquitecto que dirigió la obra de esta construcción de estilo clásico, con entradas sobre entablamientos jónicos con esculturas simbólicas del Derecho, sobre la calle 7; de la Constitución, sobre 51, y la Gloria, sobre 53.

Los altorrelieves que adornan sus fachadas muestran la historia y la riqueza de nuestro país.

El mobiliario fue comprado en Francia en 1887, en la casa Damón de París, y el cielorraso del recinto de la Cámara de Diputados fue pintado por Graziano Mendilaharazu.

Cada de Gobierno

El belga Julio Doral fue el autor del proyecto de la Casa de Gobierno, levantada del otro lado de la plaza San Martín, frente a la Legislatura.

Es una construcción de estilo renacentista con una llamativa orientación basada en la combinación de ladrillo a la vista con símil piedra.

Este palacio forma parte del eje fundacional y entre sus atractivos se encuentra el Patio de las Palmeras, sus magníficas escalinatas y su Salón Dorado, decorado por Augusto Ballerini.

Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha

Ubicado en el corazón de la ciudad, fue en sus orígenes la Estación “19 de Noviembre”, primera Terminal del Ferrocarril Oeste de La Plata.

Hoy es escenario de los acontecimientos culturales más importantes de la ciudad.

El Pasaje Dardo Rocha es uno de los edificios fundacionales más bellos de la ciudad. Fue realizado por el ingeniero Pinaroli a la usanza de las grandes estaciones europeas y alojó la gran estación de trenes.

La actividad ferroviaria había comenzado en 1883 pero la estación se inauguró en agosto de 1887 luego de haber sufrido un gran incendio. El 23 de enero de ese año, las brasas se habían apoderado del edificio y casi lo destruyen totalmente, los vecinos se organizaron para apagar el fuego y según cuenta la historia, fue el ingeniero Pedro Benoit quien dirigió ese valiente combate. Este incendio tuvo su consecuencia benéfica: la creación del primer cuerpo de bomberos.

Hasta 1906 fue estación de trenes, luego la misma se mudó a la calle 1 y 44, entonces el edificio del Pasaje Dardo Rocha, que miraba con soberbia arquitectónica a la entonces plaza de la Legislatura, luego Primera Junta y por último San Martín, quedó vacío.

En la década del 20 se lo remodeló estilo francés para convertirlo en centro cultural. El gobernador Luis Monteverde acuñó la idea de un pasaje, “cuyo aspecto exterior será el de un sobrio palacio estilo francés, para destinarlo a salas de concierto, pequeños teatros y un gran vestíbulo central de exposiciones”. La Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires tuvo a su cargo la remodelación y exposiciones industriales, galerías pictóricas, obras del Museo Provincial de Bellas Artes, conciertos, festivales y hasta partidas simultáneas de ajedrez. Todas esas actividades se desarrollaron en ese espacio que, desde 1930, se llamó Dardo Rocha.

Luego, el pasaje fue sede provisoria del Ministerio de Acción Social, de LS 11 Radio Provincia, de la Dirección de Telégrafos, Asesoría Letrada, Ministerio de Trabajo y Archivo Histórico de la Provincia. En 1944 se estableció el Correo hasta que se mudó a su nueva sede. Al quedar nuevamente vacío, el Pasaje fue ocupado para que cumpliera de manera alternada aquellas funciones para las que fue remodelado en 1928, cuando adquirió su aspecto de palacio francés.

Finalmente, después de haber sido sede de numerosas reparticiones y de albergar la Convención Constituyente, en 1994, ha ingresado al patrimonio municipal y, con la realización de importantes obras de restauración y equipamiento, se ha convertido en el gran centro cultural de La Plata.

Dirección: calles 49 y 50, entre 6 y 7.
Horario: lunes a domingos de 9 a 22.

Teatro Coliseo Podestá

En 1920, el Politeama Olimpo fue rebautizado Coliseo Podestá. El Coliseo responde a la tipología de teatro a la italiana con la sala en forma de herradura, propia del Siglo XIX.

La manifestación inicial del género teatral se instala en un gran galpón vetusto, construido en madera, proveniente de la Exposición Continental de Buenos Aires, traído y armado para la fundación de La Plata. Allí se realizó el banquete del 1 de noviembre de 1882, convirtiéndose en el primer edificio levantado en la Ciudad.

Algunos cronistas de la época señalan que el primer lugar de diversión “honesta” de la población trabajadora fue el Teatro de Variedades ubicado en una cantina de Tolosa, que comenzó a funcionar en 1884. Simultáneamente se improvisaron otros proscenios y picaderos, donde compañías de titiriteros y payadores participaban de espectáculos que se llevaban a cabo en el Teatro La Plata, ubicado en 4 entre 47 y 48. Pero por esos días, en el Politeama 25 de Mayo situado en 51 y 10, comienza sus andanzas el personaje Pepino el 88 acompañado por el burro Pancho. José Juan “Pepe” Podestá fue quien le dio vida al famoso payaso que se convertiría en el pionero del teatro rioplatense.

El 14 de marzo de 1885 se inauguró el Teatro Apolo en calle 54 entre 4 y 5, poseía una sala rectangular con capacidad para 500 personas.

Habían transcurrido cuatro años desde la fundación de La Plata y en la noche del 19 de noviembre de 1886 se inaugura el primer teatro de magnitud apto para las grandes veladas líricas. El teatro Politeama Olimpo se inaugura con la presencia del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Carlos D’ Amico. En esa función se ofrece espectáculo artístico memorable, “El Barbero de Sevilla”, de Gioacchino Rossini, con el célebre tenor Roberto Stagno junto a la soprano Gemma Belinccioni.

La idea del proyecto del teatro se le atribuye al arquitecto uruguayo Carlos Zenhdorf, quien lo materializa casi en su totalidad con elementos argentinos. La construcción se lleva adelante con un costo total de 150 mil pesos por encargo de sus propietarios, la Sociedad Vicente Jordán y Cía.

En 1887, la compañía circense Scotti-Podestá compra el inmueble en remate público. Es allí donde se entrecruzan dos historias: la del edificio de calle 10 y 47 y la historia de la familia Podestá, que desde 1885 se había instalado con su carpa de circo en la ciudad de La Plata. Según datos de la época, el primitivo edificio sufrió varias transformaciones para funcionar como Teatro-Circo.

El edificio ocupaba un cuarto de manzana dividido en tres cuerpos; la casa del Director, hoy Museo, la Administración y la entrada con su soberbio vestíbulo que sobresalía del resto.

Una enorme arcada ubicada a la izquierda del mismo comunicaba con el gran café “El Olimpo” que se extendía hasta la calle 47, en cuya construcción se valorizaban la solidez, la elegancia y la luz.

En el primer piso funcionaba el hotel destinado a albergar a las compañías teatrales que provenían del exterior o de Buenos Aires. En la planta baja de la sala, una serie de graderías de madera en forma de herradura rodeaban a la pista o picadero cuyo diámetro era de 21,60 metros.

El sistema de suelo movible y su adaptación a teatro o circo fue considerado una verdadera innovación no solamente aquí sino en Europa; y la entrada de los artistas y animales hacia el picadero era por los costados del escenario. Actualmente ese lugar es el que ocupan los primeros palcos.

En 1920 el Politeama Olimpo cambia de nombre. Pepe Podestá lo bautiza “Coliseo Podestá” en honor a su padre.

El Coliseo Podestá posee una sala con una acústica perfecta donde se ofrecieron importantes espectáculos de diversos géneros, además permitió poner en escena óperas antes de ser estrenadas en Buenos Aires.

Por las tablas del Coliseo Podestá desfilaron destacadísimas figuras como Remete Lacconi, Margarita Xirgu, Maríam Anderson, Arthur Rubinstein, Lola Membrives.

Los años 20′ marcaron toda una época para el teatro, en esa década se realizaron bailes de carnaval y primavera donde el piso de la sala mostró su moderna y sofisticada tecnología: por medio de seis gatos o criques accionados manualmente se nivelaba a la altura del escenario. Por supuesto se eliminaban las butacas, se instalaban mesas y sillas, quedaba libre una gran pista de baile y la Orquesta se ubicaba en la Fosa o en el escenario.

Museo de La Plata

Fundado en 1888, con un estilo neoclásico y ornamentación precolombina, cuenta con más de 3 millones de objetos en su colección, entre los que se destacan los Grandes Mamíferos fósiles del Terciario y Cuaternario, y las colecciones arqueológicas y etnográficas.

Cuenta con 21 Salas de Exhibición permanente que presentan objetos de la gea, fauna, flora y culturas, principalmente, de América del Sur.

Este gran edificio oval greco-romano es uno de los eslabones fundamentales de la vida cultural y científica de La Plata, pero por su ubicación, forma parte del paseo del Bosque. Visitado anualmente por un millón de personas, es el principal Museo de Ciencias Naturales del Mundo de habla hispana y uno de los más reconocidos por sus colecciones y su labor científica en el plano internacional.

Instalado en 1884, este gigante de planta oval de 135 metros por 60, fue una idea de su fundador, el Perito Francisco Pascasio Moreno, cuyas colecciones fueron la base inicial de las dos millones de piezas clasificadas en la actualidad y la enseñanza superior de las ciencias naturales.

En 1906 el Museo pasó a formar parte de la Universidad. Desde entonces es el mayor centro de naturalistas de América Latina, con 120 cátedras en los departamentos de Antropología, Botánica, Geología, Ecología, Paleontología y Zoología.

Las colecciones más importantes son las de vertebrados fósiles del Cenozoico, las de arqueología, etnografía y antropología, las de entomología, las de vertebrados americanos actuales, las de botánica y etnobotánica, las de invertebrados fósiles y actuales y las de mineralogía a las que se suman por donaciones, importantes muestras de las culturas precolombinas y también la sala egipcia. Algunas colecciones, como las de vertebrados fósiles, son únicas en el mundo.

Actualmente se muestra una fracción mínima de ellas en las 23 salas de recorrido, aunque está proyectado ampliar la actual estructura, a través de un anillo subterráneo de 400 metros de largo y 10 metros de ancho.

Paseo del Bosque s/n sobre av. Iraola
Tel: 0221-4257744/9161
E-mail: serviguia@museo.fvnym.unlp.edu.ar
Martes a domingos de 10 a 18 hs.
Visitas Guiadas: martes a viernes a las 15 hs., sábados, domingos y feriados 11, 13, 14 y 16 hs.

Observatorio Astronómico

El Observatorio Astronómico de La Plata fue uno de los primeros habitantes del Paseo del Bosque y su creación obedeció a una ley aprobada en octubre de 1882.

Cuenta la historia que la noticia del paso del planeta Venus por el disco solar en 1882 motivó que el gobierno provincial encargara ese año a la casa Gautier de París, un telescopio y su equipo auxiliar.

El Observatorio platense es cuna de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas, siendo el primer centro de estudios de Latinoamérica dedicado al tema, creado en 1935.

Casa Curutchet

La vivienda que el doctor Pedro Curutchet encargara a Le Corbusier en el ano 1948 – declarada de interés provincial, turístico y Monumento Histórico Nacional en 1987- es un logrado manifiesto de los cinco principios que el arquitecto suizo-francés enunciara en 1926, pero con la particularidad de que los mismos fueron adaptados a un lote pequeno, entre medianeras, y con un eje longitudinal que se encuentra con una inclinación cercana a los 45o respecto a la línea municipal. En definitiva, una acertada conciliación de principios universales con las particularidades del contexto urbano de la ciudad de La Plata.

La casa se localiza, como ya se ha dicho, en La Plata, -capital de la provincia de Buenos Aires, a 60 kilómetros de la Capital Federal-, en una zona residencial frente a la Plaza Rivadavia y separada del principal espacio público verde de la ciudad, el Bosque, por la Avenida 1, una de las arterias urbanas más transitadas.

La vivienda, que se desarrolla en varios niveles, cuenta con un pequeño pórtico como acceso, en el que se inicia la rampa que conduce al hall de entrada y, girando 180o, se continúa hasta lo que fuera el consultorio de Curutchet y sus servicios. La liberación de la planta baja permite la existencia de un jardín, cuya pieza fundamental es el árbol que asciende por un hueco expresamente diseñado para formar parte del paisaje de la terraza en la planta superior.

Desde el hall vidriado, por medio de una escalera que vincula verticalmente la obra, se accede a la planta pública: estar y comedor en doble altura, la terraza jardín -con su brise soleil enmarcando las visuales hacia los espacios verde circundantes y protegiendo del sol del mediodía-, y el área de servicios: cocina y baño. Finalmente, la última planta contiene los dormitorios familiares -uno de ellos para el matrimonio Curutchet, el otro para sus hijas-, con sus respectivos sanitarios.

Actualmente, la Casa es alquilada a los herederos del doctor Curutchet por el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA) y sus puertas están abiertas a los visitantes que quieran recorrerla y ponerse en contacto directo con una de las obras emblemáticas del movimiento moderno en Argentina. Se trata de una obra significativa de la arquitectura moderna la cual ofrece aportes esenciales en las enseñanzas del Diseño a cualquier ideología arquitectónica.

Dirección: Calle 53 no 320. La Plata. Argentina
Para visitas grupales comunicarse a los teléfonos: +54 221 4218032 / 4822631

República de Los Niños

Este conocido parque temático educativo de 53 hectáreas posee todos sus edificios construidos a escala: castillos, palacios orientales, edificios públicos, granja, embarcadero, el tren que recorre el predio y sus estaciones.

La mágica y encantadora República de los Niños se levantó hace medio siglo en un predio de 53 hectáreas ubicado en la localidad de Manuel B. Gonnet, sobre el camino General Belgrano, partido de La Plata, en tierras que pertenecían al antiguo campo de golf del “Swift Golf Club” destinadas a los frigoríficos ingleses asentados en la región.

La construcción, que comenzó en 1949 durante la gobernación de Domingo Mercante, fue realizada por la empresa CAPRESA y financiada con recursos provinciales a través del Instituto Inversor de la Provincia de Buenos Aires, con el objeto de poder construir el complejo en un tiempo record. En la edificación trabajaron 1600 obreros que se alojaban en las barracas dentro del mismo predio.

Luego de dos años de continuo trabajo, fue finalmente inaugurada el 26 de noviembre de 1951 por el entonces presidente de la Nación Juan Domingo Perón. A partir de ese momento, numerosos contingentes de alumnos de nuestra ciudad, con participación de escuelas de la provincia de Buenos Aires, eligen las autoridades del Gobierno Infantil y debaten en los recintos distintos temas de interés desde su mirada niña.

Considerado el mayor emprendimiento infantil de Latinoamérica y primer parque temático de América, la República de los Niños fue fundada con un doble propósito: el de esparcimiento creativo en un mundo de sueños y cuentos ligados a la infancia y el de aprender a ejercer los derechos y obligaciones que en todo país democrático poseen los ciudadanos.

Cuenta la leyenda que por aquellos años, el reconocido Walt Disney visitó el lugar y sorprendido por tanta belleza, se inspiró para construir lo que poco más tarde sería Disneylandia, en la ciudad de California.

El paisaje de la República de los Niños presenta zonas onduladas, espacios verdes parquizados, una añosa arboleda con variedad de especies y una depresión central que por drenaje natural de las aguas conforman un lago con islas.

El predio se halla sectorizado en tres áreas: urbana, rural y deportiva. El área urbana posee senderos, calles y singulares edificios que constituyen un eje central denominado Centro Cívico donde se concentran las construcciones que albergan las instituciones del Gobierno de la República. Siendo los niños los destinatarios de este maravilloso emprendimiento, el objetivo fundacional fue construir los edificios a su escala para que puedan vivenciar el funcionamiento de las instituciones republicanas, formándose en los principios democráticos.

Castillos, palacios orientales, restaurantes, edificios públicos y hasta la misma Capilla en donde se suele oficiar misa, respetan esa ley lo mismo que sus muebles.

La reducción acorde a niños de 10 años no ha quitado encanto ni posibilidad de goce del paseo por parte de los adultos sino que, por el contrario, los obliga a retrotraerse a su infancia.

El equipo proyectista y ejecutor de las obras fue encabezado por los arquitectos Lima, Cuenca y Gallo que tomaron como fuente de inspiración los cuentos de Andersen, los hermanos Grimm y las leyendas narradas por Tennyson y Mallory para planificar y dirigir su construcción con influencias de estilos medievales, europeos e islámicos.

El edificio del Banco Municipal Infantil situado frente a la plaza principal, Plaza San Martín, es una réplica del Palacio Ducal de Venecia; cerca de allí se levanta otra construcción, el Palacio de Cultura, inspirado en el Taj Mahal de Agra, de la India, en donde tiene su sede el Museo Internacional del Muñeco.

En la Capilla, bajo la advocación de la Virgen de Lourdes, con grandes planos de techos normandos, galerías laterales y torres con campanarios; la Casa de Gobierno con ventanas de estilo gótico coronado por un techo de imaginativas formas elevadas a manera de torres y miradores, cierran la Plaza San Martín.

En torno a la Plaza de las Américas, ubicada en el extremo opuesto y comunicada por una calle peatonal, flanqueada por comercios, se encuentra la Legislatura inspirada en el Parlamento inglés, que alberga los recintos de las Cámaras de Diputados y Senadores del Gobierno Infantil de la República, conformado por alumnos de las escuelas locales.

Un gran espacio de juegos enfrenta al edificio del Palacio de Justicia con su sala de audiencia, despachos y en el subsuelo una pequeña cárcel.

Además cuenta con un estudio radiofónico “Radio República”, la primera radio infantil del país, con salida a la galería que separa la plaza con el espacio circundante.

Fuera de este sector se ubican construcciones como el Estadio, la Casa del Niño, los edificios de la Marina, Ejército y Aeronáutica.

La República de los Niños, que a partir de 1979 pasa del ámbito provincial al municipal, es única en el mundo constituyendo un lugar infantil donde convive la formación ciudadana, las actividades recreativas, educativas, culturales, sociales, científicas y deportivas.

Dirección: Camino General Belgrano y 501, Gonnet.
Horario: lunes a domingos de 10 a 18.
www.republica.laplata.gov.ar

Estadio Ciudad de La Plata

El Estadio Ciudad de La Plata es uno de los escenarios más modernos y bellos de Argentina. Posee una infraestructura suficiente para la realización de espectáculos deportivos y culturales de jerarquía internacional.

Dirección: Avenida 32 y 25. Teléfono: (0221) 479-5783.

 

 

 

 

Premio Caduceo a Comunicadores y Medios Bonaerenses
Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires


Diag. 74 N°1463
Tel. 0221 - 441 4100 | 512 6000 | 422 5278
B1900BZK | La Plata | CUIT 30-53118349-1